Temas Cerrar

¡Malditas creencias limitantes! - por Joana Amorim

23 de Abril de 2021
Créditos de imagen: Pexels

“Entendí que nuestro sistema de creencias es tan importante que nuestro mundo exterior acabará por ser un reflejo de nuestro mundo interior”.

Todos nosotros formamos una idea sobre nosotros mismos, de los otros y del mundo que nos rodea. Esas ideas se convierten en principios que rigen nuestros pensamientos y acciones.

 

Las creencias acaban por ser generalizaciones que transformamos en “reglas” y que orientan nuestro comportamiento, condicionando así nuestros resultados.

 

Por eso, lo que nos decimos a nosotros mismos, ¡tiene una gran influencia en nuestros resultados! Sean positivos o negativos.

 

“El noventa por ciento de nuestras convicciones no son más que mentiras, y nosotros sufrimos por creer en ellas”.

 

Jacob Pétry

 

Desde que desempeño la función de Business Coach en Zome, me encuentro cada vez más con este fenómeno que me hace siempre pensar…

 

Es curioso que cuando somos niños, nos lanzamos a todo sin ni siquiera dudarlo. Al menos, mientras somos pequeños y mientras nuestros padres o cuidadores no nos empiezan a limitar los horizontes, también ellos basados en creencias que crearon.

 

Si pudiésemos empezar nuestra historia de vida única y exclusivamente basada en nuestras experiencias, sin influencia de factores externos, ¿construiríamos las mismas creencias limitantes?

¿Serán las creencias fruto de nuestras condiciones?

Créditos de imagen: Janerik Henriksson/TT/EPA

Si fuese así, cómo explicamos tantos ejemplos de éxito en diferentes áreas, como Abraham Lincoln, uno de los presidentes más conocidos de la historia de  EE.UU, que no tuvo una vida nada fácil, o Oprah Winfrey la primera mujer negra billonaria de EE.UU, quien también tuvo una infancia complicada.

 

Jan Koum, CEO y co- fundador de Whatsapp, que pasó toda su infancia en condiciones precarias. Walt Disney con una de las historias más famosas de superación. Albert Einestein que no prometía nada en el colegio y a pesar de ello, se convirtió en el científico que revolucionó la física moderna o el portugués CR7 con la brillante historia que todos conocemos y tantos, tantos otros con historias de notable éxito alcanzado.

 

¿Serán las creencias creadas a partir de la repetición de un conjunto de experiencias o de una única experiencia que tuvo un fuerte impacto emocional y negativo en nuestra vida?

 

La verdad es que no faltan disculpas para algunas de nuestras acciones o falta de ellas y que tire la primera piedra quien nunca lo hizo, aunque sea inconscientemente.

 

Recuerdo cuando entré en el sector inmobiliario, que empecé a oír cada vez más la expresión “eso son disculpas”.

 

En aquel momento, me aburría mucho escuchar aquello y muchas veces decía que no eran disculpas y sí constataciones de la realidad. Me irritaba que creyesen que todo lo que yo decía, en mi defensa para explicar el hecho de no haber realizado algo, fuesen disculpas.

 

Más tarde llegué a entender que aunque algunas fuesen aquello que yo creía “constataciones de la realidad”, también eran disculpas y la realidad era esa, “constataciones de una realidad de disculpas” y yo solo entendí eso, cuando crecí en el negocio y mi realidad había cambiado. Yo había asumido más responsabilidad y con eso, obtuve más poder, poder para transformarme y así obtener resultados diferentes.

 

El aumento de la responsabilidad, me llevó a tener que ignorar algunas creencias limitantes. A esquivar algunas de ellas y no darles tiempo a que se apoderasen de mi antes de actuar y cuando me encontré, estaba realizando aquello que tantas veces pensé que no iba a conseguir: acompañar un equipo como hago ahora, me ayuda a ver las cosas desde otro prisma.

 

A entender los diferentes patrones y como personas tan talentosas tienen dificultad en ver su potencial, así como otras con menos competencias, consiguen ir tan lejos y alcanzar tanto éxito.

 

» Lee también: La única manera de tener experiencia ¡es empezando! - por Adriana Gonçalves

 

Curioso, ¿no?

Bien, si aquello en que creemos condiciona nuestras acciones y si nuestras acciones son lo que generan nuestros resultados, entonces, nuestras creencias limitantes afectan a todo lo que conseguimos alcanzar en todas las diferentes áreas de nuestra vida.

 

Pero entonces, si somos nosotros los que creamos las creencias, también conseguimos eliminarlas o tal vez, convertirlas en creencias potenciadoras.

 

Tal vez sea eso lo que aquellas personas de las que antes hablé, que no poseen tantas competencias pero en realidad llegan más lejos, hacen. Tal vez esas personas tengan un discurso más positivo, que las lleva a creer más y mejor.

 

Aquello en lo que creemos, ¡se hace realidad!

 

Entendí que nuestros sistema de creencias es tan importante que nuestro mundo exterior acabará por ser un reflejo de nuestro mundo interior. Por eso, si crees que puedes, tienes razón. Si crees que no puedes, también tienes razón.

 

Márcate el desafío de entender qué miedos están siendo mentalmente “rehenes” de una creencia limitante y transfórmalos en potenciadores o simplemente, elimínalos.

 

Acuérdate, ¡no todo depende de nosotros, pero encontrar alternativas depende!

“Entendí que nuestro sistema de creencias es tan importante que nuestro mundo exterior acabará por ser un reflejo de nuestro mundo interior”.

23 de Abril de 2021
Autor:

Joana Amorim

Business Coach Zome
Compartir:
Publicaciones recientes
Newsletter
¡Suscríbase a nuestra newsletter!
Copyright Zome España® 2019. Todos los derechos reservados.
Política de privacidad Términos y condiciones Resolución alternativa de litigios