Temas Cerrar

¿Falta de motivación para la vida?¡Este mensaje es para ti! - por Victoria Panea

21 de Abril de 2021

Si te encuentras en una fase en la que nada parece tener sentido y estás desmotivado para la vida, este artículo es para ti.

“¡Estoy completamente desmotivado!”

 

“¡Necesito motivación para hacer lo que tengo que hacer!”

 

“¡Me siento sin motivación para levantarme de la cama!”

 

Si recurres a estas frases con frecuencia y te sientes con falta de motivación para la vida, ¡este mensaje es para ti!

 

La falta de motivación puede surgir en diferentes fases de nuestra vida. Puede impactar en nuestra vida cotidiana y absorber nuestras energías, poniéndonos, inevitablemente, en una situación de inercia y siempre que nos encontramos en este estado, involuntariamente, se verán afectadas todos los ámbitos de nuestra vida. Desde nuestras relaciones hasta nuestra vida profesional. Algo que convierte la situación en algo aún más desafiante.

 

Es fácil caer en un estado de desmotivación si estamos inundados de pensamientos negativos, si tenemos bajas expectativas en relación a nuestro futuro y si no tenemos la capacidad de valorar todas las conquistas alcanzadas.

 

Cuando nos encontramos desmotivados, algo tan simple como la propia lluvia puede ser razón suficiente para hacer que no tengamos la energía necesaria para levantarnos de la cama. Pero, hay que saber que ¡los días malos y los momentos sombríos forman parte de la vida de todas las personas! La verdad, es que no siempre vamos a conseguir estar motivados, porque eso no existe.

 

Acepta que los momentos desafiantes tienen un papel muy importante en nuestro desarrollo, crecimiento y en nuestra superación como seres humanos. Por eso, es muy importante que conozcas y sepas aplicar técnicas para auto motivarte, cuando todo a tu alrededor parezca que está yendo mal y no tengas motivación para hacer las tareas diarias. Es importante que sepas gestionarlo de inmediato para que no permanezcas mucho tiempo en ese estado de inercia.

¿Qué es la motivación?

La palabra motivación proviene de los vocablos “motivo” y “acción”. El “motivo” tiene un peso importante en la motivación porque se establece como la razón, intención o tendencia interna que una persona posee para realizar determinadas acciones.

 

¿Alguna vez has pensado en el motivo por el cuál haces lo que haces? Reflexiona sobre esto.

 

La motivación es un impulso que nos hace actuar de una determinada forma para alcanzar nuestros objetivos, siendo considerada una fuente de energía que nos hace estar dispuestos para entrar a la acción y realizar las tareas del día a día superando los obstáculos que van surgiendo. La motivación es, entonces, un comportamiento persistente, orientado a cumplir metas.

 

Cuando estamos motivamos actuamos de acuerdo con lo que queremos alcanzar y nos sentimos con confianza, con garra, energía y fuerza. Tenemos ganas de hacer que las cosas sucedan y nos sentimos invencibles. Cuando nos encontramos desmotivados sentimos que no tenemos motivos para entrar en acción, y eso nos hace sentir perdidos, sin energía y sin ganas para vivir la vida.

 

Si te encuentras en una fase en que nada parece tener sentido y estás desmotivado para la vida, te dejo 5 recomendaciones para recuperar tu motivación. Continúa leyendo.

1. Define metas y objetivos claros a corto y a largo plazo

Créditos de imagen: Unsplash

Si no tenemos metas y objetivos claros para lo que queremos alcanzar en la vida y si no definimos cuáles son los pasos que tenemos que seguir para alcanzar esos objetivos, lo más probable es que caigamos en un estado de desmotivación más veces.

 

Es importante saber cuál es el motivo por el que queremos alcanzar una determinada meta y cuál es el camino a seguir diariamente. El primer paso es establecer los objetivos que nos proponemos y cuáles las tareas que deberemos ejecutar para alcanzar ese objetivo.

 

Objetivos claramente definidos y escritos, los convierten alcanzables, según afirman los especialistas. Nuestra mente necesita instrucciones y direcciones específicas todo el tiempo. Si no tienes esas direcciones bien definidas te sentirás perdido y, por consiguiente, desmotivado.

 

» Lee también: Cómo mantener la motivación para cumplir metas y sueños – por Hélder Ferreira

2. Muestra agradecimiento por lo ya alcanzado y celebra los pequeños logros del día a día

¿Cuántas veces nos reclamamos por aquello que aún no tenemos y todavía no hemos alcanzado? Si te fijas en la semana anterior, ¿cuántas veces agradeciste por lo que tienes? ¿Te has parado a valorar lo que tienes a tu alrededor?

 

Tienes un hogar, apoyo, comida en la mesa y salud, ¿verdad? Entonces eres un afortunado. Ésta es una técnica muy buena de auto motivación.

 

Mira tu alrededor y permítete apreciar lo que ya has alcanzado y lo que ya conseguiste construir. Aprende a celebrar los pequeños pasos que das diariamente y aprecia la vida que tienes en este momento. Si no tienes la capacidad de apreciar aquello que ya has conquistado hasta ahora será un desafío que puedas sentir el verdadero sabor de la victoria, cuando efectivamente alcances aquello por lo que estás luchando hoy.

3. Piensa en los beneficios y no en las dificultades

En primer lugar, es importante para tu motivación que aceptes que vas a enfrentarte a dificultades, rechazos, problemas, frustraciones y muchos “NO”. Acepta que las dificultades forman parte del camino de la vida. Piensa que al afrontar esas dificultades y problemas te volverás una persona más fuerte, más preparada, más resiliente.

 

Pensar en positivo y pensar en los beneficios que cada situación nos puede aportar, nos hace sentir optimistas, con confianza y motivados para continuar. Si piensas en las dificultades, el miedo te va a paralizar y no vas a conseguir luchar por tus sueños.

 

El pensamiento negativo nos coloca en una situación de fallo. El pensamiento positivo nos coloca en un estado mental de aceptación, éxito y motivación.

4. Construye tu base de apoyo y motivación

Créditos de imagen: Unsplash

Es muy importante rodearnos de personas que nos hacen sentir bien, que creen en nosotros, que nos inspiren y que nos dan motivos y fuerzas para continuar.

 

En los momentos en que nos sentimos desmotivados y sin energía para hacer lo que sea, debemos recurrir a las personas que nos ayudan a ganar esa fuerza interior, como por ejemplo, nuestros hijos, marido, mujer, amigos, compañeros de trabajo, etc.

 

¿Tienes claro en tu cabeza quién forma parte de tu red de apoyo? Si no es así, empieza ya hoy mismo a construir tu base de apoyo y motivación. Estas personas ejercen una fuerte influencia sobre nuestra motivación. Al rodearte de personas que tienen un impacto positivo en tu vida, te sentirás con más energía y más motivado.

 

» Lee también: ¿Cómo “cambiamos vidas, juntos”?

5. Céntrate en lo que depende de ti

¿Ya has escuchado la expresión: “lo que no tiene remedio, remediado está”?

 

Una buena forma de sentirte motivado es centrándote solo en las situaciones que dependen íntegramente de ti. Analiza cuáles son las situaciones de tu vida en las que tienes influencia directa o las situaciones en las que su alteración o modificación, dependen de ti. ¡Céntrate en esto!

 

¿Cuántas veces perdemos tiempo en situaciones que por más que lo intentemos y nos esforcemos no van a cambiar? Muchas. Y ¿qué ganamos con eso? Frustración y desmotivación.

 

Muchas veces nos sentimos desmotivados porque no tenemos la capacidad de ver que nosotros no podemos cambiar aquello que no depende de nosotros. Por mucho que yo quiera, que desee y que ponga toda la energía del mundo en cambiar una determinada situación que me afecta, esa situación no va sufrir alteraciones. ¿Por qué? Es una situación transversal a mi voluntad y por ello no puedo cambiar lo que no depende de mi.

 

Desconecta de aquello que no controlas y céntrate en lo que realmente puedes cambiar y depende de ti para que se solucione. Esta actitud te va a ayudar a definir el foco en el que realmente tienes influencia y te ayudará a mantenerte motivado.

Créditos de imagen: Unsplash

En los momentos en los que me siento sin motivación, me ayuda el hacer el ejercicio de mirar a mi alrededor y reflexionar sobre mi vida: lo que aprendí, lo que alcancé, mis caídas, la maravillosa familia que tengo, los pequeños logros diarios y lo que aún me queda por conquistar.

 

Después de esta reflexión me inunda la calma y el bienestar porque ya alcancé cosas maravillosas, pero todavía me falta mucho por alcanzar, y es ahí de dónde voy a sacar todas las fuerzas para continuar.

 

Y tú, ¿alguna vez te has parado a pensar en tus objetivos de vida? ¿lo qué te gusta? ¿quién te motiva? ¿lo que ya conquistaste? ¿lo que ya conquistaste y aún no te has permitido celebrar? ¿quiénes son las personas rodean? ¿quién quieres ser? ¿dónde quieres llegar? ¿qué quieres construir?

 

El día que tengas las respuestas a esas preguntas, de una forma clara, tendrás el MOTIVO que te hará entrar en acción, impulsando tu fuerza, ánimo y motivación para continuar este camino que es ¡la vida!

 

“Las personas dicen que la motivación no dura mucho y yo les digo que un buen baño tampoco. Por eso recomiendo hacer las dos cosas todos los días”.

 

Zig Ziglar

Si te encuentras en una fase en la que nada parece tener sentido y estás desmotivado para la vida, este artículo es para ti.

21 de Abril de 2021
Autor:

Victoria Panea

Business Coach Zome
Compartir:
Publicaciones recientes
Newsletter
¡Suscríbase a nuestra newsletter!
Copyright Zome España® 2019. Todos los derechos reservados.
Política de privacidad Términos y condiciones Resolución alternativa de litigios