Temas Cerrar

Es en las situaciones incómodas en las que me transformo – por Inês Craveiro

18 de Noviembre de 2020
Créditos de imagen: Adobe Stock

“Cuando entiendes que lo incómodo es tu nueva zona de confort, llega entonces el momento del cambio – ésta es la parte dónde empiezas a tener dudas sobre tu actitud “del pasado” y abres tu pensamiento a nuevas opciones y nuevos caminos”.

Este titular podría ser el título de un artículo de fitness, dónde yo hablaría sobre la transformación física que existe cuando te llevas al límite y sales de tu zona de confort. Pero no es – es exactamente sobre el poder que el ser humano tiene para transformarse, cuando sale de su zona de confort y alcanza el éxito.

 

¿Qué es el éxito?

 

La respuesta más normal es “el éxito es lo que existe después de mucho trabajo” , y por lo tanto, con base en esa frase, sería algo de esperar que si yo trabajase, alcanzaría el éxito. Parece fácil, ¿verdad?

 

Todos los días trabajo, todos los días hago las mismas tareas, todos los días son iguales, casi mecanizado, para lograr el éxito que se garantiza. Podía hasta realizar una operación matemática: si A fuese el trabajo que realizo, de forma igual todos los días, y B fuese la consistencia y rutina del mismo, sin cualquier alteración, entonces A+B= Éxito.

 

Entonces y si yo dijese que, a la imagen del mundo en que vivimos hoy en día, que la introducción de nuevas prácticas en todos los puestos de trabajo es una constante, el desarrollo tecnológico es imparable y el mercado es cada vez más competitivo, ¿ya no parece tan fácil, verdad? Entonces A+B sería igual a tener Resultados, y no a tener Éxito.

 

Y es aquí que se separa el “trigo de la paja”. Quien trabaja para tener simplemente resultados mediocres, y quien trabaja para crecer y obtener resultados extraordinarios, lo que nosotros conocemos como “trabajar para el éxito”. Prefiero entonces decir que el éxito llega cuando creamos un compromiso con el estar constantemente incómodos, en crecimiento y afrontando cambios, a cada segundo de nuestro día a día.

Extraño, ¿verdad? Voy a explicarlo:

 

El ser humano está, por su naturaleza, en constante desarrollo.

 

Este desarrollo, que presupone un crecimiento. Este crecimiento, que solo se da cuando estamos en una situación incómoda. Y ¿por qué nos encontramos en una situación de incomodidad? Porque somos seres ambiciosos, centrados en el más y mejor. Y es en la incomodidad que existe el miedo a lo desconocido, a los dolores de crecimiento y a las dificultades inherentes a todo esto.

 

Y te preguntas : “Entonces ¿ por qué quiero pasar por eso, si son todos sentimientos menos positivos?”

 

Porque cuando te sientes incómodo, es tu mente la que comunica contigo y te dice que es el momento de cambiar. Tu mindset ya no está centrada en lo mismo y la forma en cómo pensabas y actuabas antes, ya no sirve, puesto que ya no te genera los mismos resultados o los que se generan, ahora son insuficientes.

 

Y si este artículo fuese un artículo sobre fitness, sería en este momento cuando te diría que, si ya estás habituado a correr 10km, entonces las piernas ya no te duelen. Y de las dos una: o ibas a disminuir el tiempo de carrera, por minuto, frente a los km que ya estabas haciendo, o aumentarías la distancia, para crear un nuevo récord, o sea, nuevos resultados.

 

Cuando entiendes que lo incómodo es tu nueva zona de confort, llega entonces el momento del cambio – ésta es la parte dónde empiezas a tener dudas sobre tu actitud “del pasado” y abres tu pensamiento a nuevas opciones y nuevos caminos.

 

Trabajas por el cambio y te das cuenta de que la más mínima alteración, puede hacer una gran diferencia. ¿Si vas a cometer errores, si va a tardar hasta que se vean resultados y si va a ser trabajoso? Sí, pero te pondrás a prueba, te dará claridad sobre lo que no funciona y te conducirá cada vez más hacia tu objetivo – tener éxito.

 

Después de probar estos nuevos pensamientos y acciones, entiendes cuáles están dando resultados y pones en práctica esos cambios. Aquí estarás creciendo, haciendo crecer tu negocio y pasando al siguiente nivel, porque dejas de lado los antiguos hábitos y empiezas a utilizar los nuevos, aquellos que te volverán un empresario de éxito.

 

Al fin de cuentas, la única cuenta matemática posible, es simplemente ésta: I+A=C

 

Incomodidad + Alteración (cambio) = Crecimiento

 

¿Vamos a hacer las cuentas?

“Cuando entiendes que lo incómodo es tu nueva zona de confort, llega entonces el momento del cambio – ésta es la parte dónde empiezas a tener dudas sobre tu actitud “del pasado” y abres tu pensamiento a nuevas opciones y nuevos caminos”.

18 de Noviembre de 2020
Autor:

Inês Craveiro

Hub Director - HUB Oeiras
Compartir:
Publicações recentes
Newsletter
¡Suscríbase a nuestra newsletter!
Copyright Zome España® 2019. Todos los derechos reservados.
Política de privacidad Términos y condiciones Resolución alternativa de litigios