Temas Cerrar

¿Cómo puedo reducir mis facturas de la luz y del agua?

09 de Octubre de 2020
Créditos de imagen: Adobe Stock

¿Necesita reducir sus facturas de casa al final de mes? Conoce cómo hacerlo en este artículo.

¡Ufff! ¡qué horror! ¡qué drama! ¡otra factura que da escalofríos! Los días ya empiezan a ser más fríos y María ya no puede prescindir de la calefacción. Es decir, quién dice la calefacción dice también las comidas preparadas en el horno y la televisión que se pasa el día encendida (los días más fríos piden fines de semana con sesiones de cine…).

 

El momento de abrir de el email o ir al buzón y ver las facturas de todos los gastos de la casa, ¡no tiene que ser un momento doloroso! Conoce cómo puedes controlar los gastos de energía y reduce las facturas al final de mes.

Reduce el consumo de electricidad

  • Descubre cuál es la tarifa de energía más adecuada para ti

 

¿Sabes cuál es la discriminación horaria de tu contrato de electricidad? El plan nocturno o de fin de semana , por ejemplo, puede ser una buena solución para ti: en este caso la energía es más barata durante la noche y los fines de semana – las llamadas “horas valle”. Con una rutina organizada podrás enchufar los electrodomésticos que más consumen durante este intervalo de tiempo.

 

NOTA: para saber cuál es la discriminación horaria que mejor se adapta a ti, contacta con tu compañía eléctrica.

 

 

  • Aprovecha al máximo la luz natural

 

La luz natural, además de influir en nuestro estado emocional, en la salud mental y en el bienestar en general, es una excelente forma de reducir las facturas de nuestro hogar. Aprovecha al máximo la luz natural para iluminar las diferentes partes de la casa e incluso para ayudar a calentarla un poco.

 

 

  • Utiliza los electrodomésticos de forma consciente

 

¿Sabías que la cocina es la parte de la casa dónde se gasta más electricidad? Si pensamos bien éste es el lugar dónde más electrodomésticos tenemos y que son utilizados diariamente, incluso, varias veces al día. ¿Cómo podemos ahorrar nuestro gasto en la cocina? Es más fácil de lo que imaginas:

 

Horno - evita estar siempre abriendo y cerrando la puerta porque harás que la temperatura disminuya y después será más difícil calentar. También puedes aprovechar para apagarlo un poco antes de finalizar tus preparados, aprovechando el calor residual para terminar la cocción.

 

Nevera - la regla de “evitar abrir la puerta” también es aplicable a la nevera. Además de esto debes estar atento a la temperatura que no debe ser inferior a 3º.

 

Lavavajillas y lavadoras - siempre que sea posible opta por utilizar los programas económicos y a bajas temperaturas. Gran parte del consumo de estas máquinas viene del calentamiento del agua. Utiliza estas máquinas siempre con la carga máxima indicada y evita utilizar la secadora (el tendal es más amigo de tu bolsillo).

 

 

  • Reduce el tiempo de electrodomésticos encendidos

 

¿Eres de los que tiene por costumbre el dejar encendida la televisión mientras hace otras cosas solo para tenerla como “ruido de fondo”? Si quieres realmente ver resultados al final de mes vas a tener que evitar estos consumos innecesarios, principalmente si estás usando varios dispositivos electrónicos, como por ejemplo, dejar la tele encendida mientras estás con el ordenador o con el móvil.

 

Otra regla de oro es ¡decir adiós al famoso “standby”! Ten cuidado cuando apagues por completo los electrodomésticos, el modo standby hace que estén constantemente gastando electricidad.

 

Lo mismo sucede con los accesorios como los cargadores de móviles que olvidamos dejar enchufados (sí, lo sabemos, nos pasa a todos…)

 

Gasta menos gas y ahorra agua caliente

¿De qué color es la llama de tu fogón en este momento? Si fuese azul puedes estar tranquilo, si la llama es más amarilla o naranja es mejor que consultes con un especialista para ver si existe alguna obstrucción en los conductos del aire o de gas porque puede estar quemando más gas del que realmente estás utilizando en la elaboración de tus comidas.

 

Otra recomendación es optar por utilizar la olla a presión para cocinar algunos alimentos que, en una olla normal, puede que tarden mucho más tiempo y, consecuentemente, consumir mucho más gas. La olla a presión calienta más rápido y consigue concentrar más el calor.

 

Para aclimatar la temperatura de la casa es fundamental invertir en un buen aislamiento: de nada te vale intentar calentar la casa de mil y una formas si después su capacidad de retener el calor es insuficiente.

¿Sientes que has hecho de todo para ahorrar, pero no ves resultados en las facturas?

Si ya has aplicado estas recomendaciones de ahorro en tu rutina diaria, pero continúas recibiendo facturas con cifras por encima de lo que esperabas, tal vez sea el momento de hacer una búsqueda para conocer las ofertas de otras empresas de energía.

 

Puedes recurrir a la tecnología para monitorizar el consumo de energía de tu casa, a través de distintos dispositivos. Desde la OCU proponen varias sugerencias, y podrás decidir qué equipamientos adquirir para ayudarte a hacer un uso más consciente de tus electrodomésticos y materiales electrónicos, como es el caso de enchufes y extensiones eléctricas inteligentes.

 

¿Ya sabes por dónde vas a empezar? Sigue nuestras recomendaciones y incluye a toda la familia en esta misión de reducción de las facturas en el hogar.

¿Te ha gustado este artículo? Lee también “Sostenibilidad en casa: 6 recomendaciones prácticas para empezar”.

¿Necesita reducir sus facturas de casa al final de mes? Conoce cómo hacerlo en este artículo.

09 de Octubre de 2020
Autor:

Catarina Pinheiro

Content Manager
Compartir:
Publicações recentes
Newsletter
¡Suscríbase a nuestra newsletter!
Copyright Zome España® 2019. Todos los derechos reservados.
Política de privacidad Términos y condiciones Resolución alternativa de litigios