Temas Cerrar

5 motivos para empezar a invertir en tu formación

08 de Octubre de 2020
Créditos de imagen: Adobe Stock

¿Qué es para ti la “formación”? ¿Una pérdida de tiempo o una inversión? Conoce 5 motivos para empezar a invertir en tu formación y en la formación de tus trabajadores.

“El saber no ocupa lugar” ya lo dice el conocido y viejo refrán que no puede ser más cierto. La formación es el cofre de oro que te da las herramientas necesarias para dar el próximo paso en tu carrera.

 

Pero si realmente es tan importante, ¿por qué algunas personas continúan huyendo de las formaciones ofrecidas por las empresas? Primero – porque no reconocen el valor que ahí detrás de una formación. Segundo – porque las formaciones muchas veces están obsoletas y los métodos utilizados llegan a resultar aburridos.

 

¿ Vamos a desmontar estas ideas? En este artículo compartimos contigo 5 motivos para empezar desde ya a invertir en tu formación y evolucionar en tu carrera.

1 - La formación refuerza conocimientos y competencias

¿Cuántas veces has sentido que estabas haciendo un esfuerzo para mostrar tus aptitudes profesionales, pero no se reconocían por el resto del equipo? Frecuentar formaciones relacionadas con nuestra área de trabajo o formaciones complementarias es también la mejor forma de que consigamos ese reconocimiento de nuestro trabajo dentro de la empresa o equipo.

 

Además de esto, al tener conocimientos relacionados con técnicas diferentes y estar especializado en una determinada área, se convertirán en elementos valiosos y fundamentales para todos. Cuando buscamos profundizar en ciertos conocimientos o actualizarlos, estamos valorando nuestro trabajo y nuestra profesión.

2 - ¿Qué has hecho para invertir más en ti mismo?

El desarrollo y crecimiento personal no tienen por qué ser un proceso complicado, siempre y cuando sepamos por dónde empezar.

 

La actitud proactiva de buscar el desarrollo de tus competencias participando en formaciones es un excelente primer paso: al mismo tiempo que creas desafíos para ti mismo, estás también haciendo evolucionar tu carrera.

 

Apostar en tu formación te abre puertas a nuevas oportunidades y te ayuda a sentir menos temor a la hora de aventurarte en áreas profesionales desconocidas o que se salen de tu zona de confort.

3 - La formación es una inversión, no un coste

Hay quién aún encara la formación como un coste o un desperdicio de horas de trabajo o producción y no como una inversión con retorno – ¡lo que no es del todo un pensamiento correcto!

 

Formar personas es preparar el éxito de una empresa. ¿Cómo? Es simple: cuánto más cualificado esté el trabajador, más productivo se volverá y, consecuentemente, más rentable será para la empresa.

 

> Lee también : Talento y formación: así se crean trabajadores de éxito - por Hélder Ferreira

4 - Comprensión del negocio

¿Cuántas veces iniciaste un nuevo desafío profesional y te sentiste un tanto perdido o desubicado? La propia empresa tiene la responsabilidad de integrarte en el equipo y en el negocio, pero esta búsqueda de información para conseguir adaptarte a las nuevas funciones también depende de ti, y si es el caso, a la nueva área de trabajo.

 

Es exactamente esto lo que la formación te permite: tener conocimientos de cómo funciona el negocio, de cómo funciona el mercado en el que estás trabajando. Entender porqué se utilizan determinados métodos y procedimientos, la lógica que hay detrás de cada proceso.

Créditos de imagen: Adobe Stock

5 - Más protagonismo en el mercado

Encontrar un nuevo empleo es un desafío que exige mucha persistencia, fuerza de voluntad y, cada vez más, creatividad. ¿Cómo en un mercado tan competitivo puedes ganar más protagonismo? Vuélvete un especialista en una determinada área, busca desarrollar y profundizar tus conocimientos en un ámbito más específico.

3 ideas equivocadas para sacarte ya de la cabeza

“Ya participé en algunas formaciones, pero siempre hablan de lo mismo.”

 

¿Será eso? El tema puede que sea abordado varias veces, pero ten claro que siempre tendrás algo nuevo que aprender: o porque el formador tiene un método de explicación diferente que puede que hasta te consiga atraer más y te ayude a retener mejor las informaciones; o porque simplemente es el momento de actualizar conocimientos y tener una formación sobre un tema que ya viste hace unos años.

 

 

“Cualquier cosa sirve, solo tengo que cumplir 40 horas de formación obligatorias para mis trabajadores.”

 

Las personas son la materia prima de las empresas. Son las que mueven el negocio y que van a definir la calidad de los servicios prestados. Además de ésto, la formación y la cualificación de los trabajadores es un factor de diferenciación en el mercado: más cualificación es sinónimo de más competitividad. Los trabajadores de tu empresa, al tener conocimiento y experiencia en determinadas áreas formativas están preparados para los desafíos más grandes.

 

Formaciones más especializadas van a levantar el listón en cuanto a la exigencia y muchas veces motivarán a los trabajadores a superar objetivos de la empresa y los suyos propios.

 

 

“Ya soy consultor inmobiliario / profesor / diseñador / peluquero (…) hace muchos años, ya sé bien cómo hacer las cosas.”

 

Nadie tiene dudas en que los años de experiencia nos transmiten grandes aprendizajes, pero tampoco nadie tiene dudas en que siempre existe un cierto margen de mejora, ¿verdad?

 

Para valorar las formaciones que la empresa te ofrece, tienes que tener una mente abierta y estar listo para escuchar otras experiencias, otros métodos, otras formas de hacer las cosas. Para empezar a buscar formaciones fuera del trabajo, tienes que tener ganas de desarrollar tu carrera, de volverte un mejor profesional y, sobre todo, tienes que reconocer que siempre hay algo nuevo que aprender.

¿Qué distingue a la formación de Zome de las otras formaciones del sector?

Nuestra formación tiene en su base la utilización de técnicas de neurociencia aplicada, lo que quiere decir que es una formación con métodos que ayudan a comprender bien los conceptos, memorizar información de forma fácil y divertida, y más importante aún, a aplicar inmediatamente esos conceptos prácticos.

 

Queremos hacer evolucionar a nuestras personas y por eso construimos una línea de formaciones que son seguidas por los Consultores y nuestro Staff desde el primer día. Forma parte de este currículum de formaciones el componente tecnológico, legal y procesal, en la área de desarrollo personal y de las competencias de liderazgo, bien como el desarrollo de las capacidades de negociación.

 

Para quién decidió embarcarse en un nuevo desafío profesional en el mercado inmobiliario, o para quién ya trabaja como Consultor, la formación de Zome garantiza el apoyo necesario para que se sientan más acompañados desde el inicio del proceso y con más herramientas para hacer crecer sus negocios.

¿Qué es para ti la “formación”? ¿Una pérdida de tiempo o una inversión? Conoce 5 motivos para empezar a invertir en tu formación y en la formación de tus trabajadores.

08 de Octubre de 2020
Autor:

Catarina Pinheiro

Content Manager
Compartir:
Publicações recentes
Newsletter
¡Suscríbase a nuestra newsletter!
Copyright Zome España® 2019. Todos los derechos reservados.
Política de privacidad Términos y condiciones Resolución alternativa de litigios